125º Exposición de Ganadería, Agricultura e Industria Internacional


125º Exposición de Ganadería, Agricultura e Industria Internacional: Conejos Gigantes de Flandes.

En esta edición de Palermo nuestra Cabaña obtuvo el 1º Premio (Campeón) en Conejos Gigantes de Flandes Blancos Hembra, con el lote 208 y, Reservado Campeón (2º Premio) Macho, con el lote 206.

Gracias Sociedad Rural Argentina.

sábado, 25 de julio de 2015

MÉXICO: Cunicultura, alternativa alimentaria


Debido a que el manejo de la especie es fácil y el tiempo para la recuperación de lasINVERSIONES es corto, pequeños y medianos productores del medio rural incursionan en la explotación de la especie.
Producir y consumir carne de conejo es una alternativa alimentaria de alto valor nutritivo en zonas de alta marginación del país, particularmente en las regiones consideradas dentro de la Cruzada Nacional contra el Hambre, donde es un producto pecuario con alto potencial de desarrollo, afirmó el coordinador general de Ganadería, Francisco Gurría Treviño.
Indicó que debido a sus cualidades, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) impulsa la producción de este bien pecuario, el cual ha registrado un crecimiento constante en los últimos años.
Puntualizó que la producción de carne de conejo (cunicultura) alcanza las 14 mil toneladas; el inventario nacional, comentó, es de alrededor de 362 mil 753 vientres productivos.
Gurría Treviño destacó la facilidad en el manejo de la especie y el tiempo reducido para la recuperación de lasINVERSIONES, lo que ha motivado que pequeños y medianos productores del medio rural incursionen en la explotación de la especie.
Actualmente, expuso, existen seis Sistemas Producto Cunícola ubicados en: Aguascalientes, Distrito Federal, México, Jalisco, Puebla y Tlaxcala, cuyos representantes trabajan coordinadamente con el Comité Nacional Sistema Producto Cunícola.
Además, los cunicultores cuentan con el sitio electrónico www.sistemaproductocunicola.org.mx, el cual es un medio electrónico dinámico que sirva de contacto y apoyo a todas las personas relacionadas con esta actividad.
En esta página se incluye  información relevante sobre: producción, recetas, noticias, eventos, videos y material de difusión, así como el Plan Rector y los directorios del Comité Nacional y comités estatales Sistema Producto Cunícola.
Cabe señalar que en enero pasado se inauguró el primer rastro especializado en conejos en el Centro Nacional de Cunicultura,INSTALADO en Irapuato, Guanajuato.
De acuerdo con el proyecto, este establecimiento es el único en su tipo y cuenta con una capacidadINSTALADA DE procesamiento de mil cabezas por turno de ocho horas. Atiende principalmente a productores de Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Querétaro, Hidalgo, México y Aguascalientes.
Entre las entidades federativas con mayor producción de carne de conejo se encuentran Puebla, Tlaxcala, Morelos, Distrito Federal, Michoacán, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Jalisco y México.
La alimentación de esta especie puede ser a base de forrajes, no requiere de mucho espacio para su producción, y con 200 hembras se puede llegar a obtener hasta 20 toneladas de carne en canal en un año.
La carne que produce contiene de 20 a 25 por ciento de proteína altamente digestible, baja en grasa y colesterol.

lunes, 20 de julio de 2015

CERTIFICACION DE CONEJOS


Cuando me propusieron escribir un artículo de certificación en conejos tuve muchas dudas e como comenzar. En primer lugar porque el conejo es un animal que en muchos países, y especialmente de cultura anglosajona, se considera un animal de compañía.
Cuando me propusieron escribir un artículo de certificación en conejos tuve muchas dudas e como comenzar. En primer lugar porque el conejo es un animal que en muchos países, y especialmente de cultura anglosajona, se considera un animal de compañía.

Por otro lado la mayoría de representantes del sector tienen o han tenido experiencias con la certificación del producto o se han planteado en algún momento valorar esta posibilidad.

También he detectado en muchas ocasiones que hay términos que se utilizan de forma equivocada y conllevan a una confusión, pero, posiblemente lo más importante sea que aún no hay un convencimiento claro de la importancia de la certificación y la defensa que hace de nuestros producto, que contrasta claramente con aquellas marcas ya consolidadas o en algunos países que hacen una defensa completa de sus productos como una vía imprescindible para su comercialización y revalorización en los mercados locales, nacionales o internacionales (jamones ibéricos por poner algún ejemplo).

Certificación de un producto agroalimentario

Me he tomado la libertad de comenzar con una definición, libre, de qué es una certificación de producto agroalimentario:
“Certificación de producto son los trabajos realizados por una tercera empresa y acreditada, que no interviene en ningún proceso productivo ni de distribución de un producto agroalimentario y que garantiza el cumplimiento de los conceptos que se han considerado diferenciales y que estan escritos en la etiqueta para el conocimiento y garantía del consumidor”

Durante las primeras reuniones con empresas que se están planteando certificar alguna línea de productos aparecen frecuentemente tres
escenarios.
  • La empresa conoce perfectamente el sistema y lo que quiere, y si su producto está incluido en alguna línea de subvención económica quiere hacer el mínimo para poder acogerse a esta línea de subvenciones. No es recomendable hacer un programa de certificación para recabar subvenciones, aunque es lógico que se soliciten si estas existen, a pesar de que si no tienen otra finalidad nos encontramos que tiene fecha
    de caducidad.
  • Otro escenario que nos encontramos es cuando el proceso es muy claro y la estrategia de la empresa pasa por certificar alguna línea concreta teniendo claro cuáles son los hechos diferenciales de su producto respecto a sus competidores, independientemente de si hay ayudas o no.
  • La última posibilidad es cuando el equipo UE quiere valorar esta posibilidad desconoce su disponibilidad, que tiene que hacer y cómo lo ha de hacer, remarcando especialmente que le supone en día a día la sobrecarga de trabajo o el estar controlados por un equipo de auditores que revisan la documentación interna.
En todos los casos hemos de tener claro el por qué queremos iniciar un proceso de certificación y si todos los planteamientos son correctos.

Es importante conocer el objetivo den la empresa y así poder decidir cuál es el modelo que se adapta más a nuestros intereses

certificacion-conejo-carne-esquema
Figura 1. Modelos colectivos o garantía de etiquetas facultativas

Hay otro concepto que también se repite frecuentemente en las reuniones que se encuentran en un producto agroalimentario, ya sea certificado o no:
En primer lugar todo lo referente a seguridad alimentaria. Todos los trabajos realizados en cumplimiento de una legislación obligatoria no son conceptos certificables, ya que son de obligado cumplimiento para todo el sector y por tanto no es un hecho diferencial del producto a certificar.

Otra cosa es que hay muchos trabajos que piden una comprobación de algún concepto en concreto, como podría ser la no presencia de residuos de antibióticos en las canales, como podría ser el caso en la carne de conejo.

Más adelante se volverá a ver este concepto, pero la certificación de producto comporta la comercialización de un producto con una etiqueta que el consumidor identifica.

Hay programas en que se incorporan explotaciones y mataderos con diferentes marcas pero todas ellas se encuentran identificadas por una misma etiqueta y Programa de certificación, o simplemente tienen un solo Programa y una sola Marca con diferentes operadores (explotaciones y mataderos) que dependen de la misma empresa.

Si hay una alerta sanitaria, dentro de una marca, las ideas han de ser muy claras para recuperar la confianza en el consumidor.

La negligencia o accidente de un operador, ya que la alerta viene desde un solo origen, normalmente, pone en peligro el proyecto común de todos.

“La certificación de un producto comporta la comercialización de un producto con una etiqueta que el consumidor identifica”

Si hay una alerta sanitaria, dentro de una marca, las ideas han de ser muy claras para recuperar la confianza en el consumidor. La negligencia o
accidente de un operador (ya que la alerta viene desde un solo origen) normalmente, pone en peligro el proyecto común de todos.

En este caso, tenemos un ejemplo muy válido en el que supieron dar perfectamente la vuelta al problema y convertir una alerta en un incremento de la confianza, haciendo valer, precisamente el valor que tiene un producto que está certificado:

¿Recuerdan cual fue el primer caso de ternera Española diagnosticada de Encelopatia espongiforme?
En aquellas épocas las Administraciones europeas decían que en España no se diagnosticaban casos porque no los analizábamos, y
en efecto era cierto. Ternera Gallega comenzó a realizar análisis y obtuvieron el primer diagnóstico positivo de España.

Una certificación de producto requiere tener una estrategia muy clara (cuál es el producto que producimos, a qué mercado va dirigido, etc.)

El equipo de Ternera Gallega, tenía muy clara la estrategia a seguir, ”la hemos diagnosticado porque las controlamos, nosotros sí que podemos
garantizar que las que comercializamos no sufren la enfermedad mientras que los otros no se sabe, porque nuestro producto está controlado a todos los niveles ya que está certificado”.

certificacion-carne-gallega

Esto se convirtió en un incremento de las ventas muy considerable mientras que el sector de la ternera en España se hundía completamente.
Por este motivo, en el momento en que se plantea hacer una certificación de producto se han de valorar muchas cosas pero siempre hay que tener muy clara la estrategia a seguir. Básicamente, cuál es el producto que tenemos y somos capaces de producir, y porqué lo queremos hacer, incluso a qué
mercado queremos introducirlo.

Valor añadido, la marca

Ya sabemos que la seguridad alimentaria juega un papel fundamental, pero no puede figurar en la etiqueta pues ésta se debe dar por supuesto
que está controlada, y con más razón en un producto certificado.

Entonces hemos de dirigir nuestro objetivo a observar cuales pueden ser los puntos diferenciables de nuestro producto de los de la competencia -la raza, la alimentación, el manejo, la presentación de venta, la comercialización, etc.-

asa











Estos hechos diferenciables y que van un poco más allá de lo obligatorio, es lo que decimos Valor Añadido, que es el concepto certificable.
Este valor añadido es lo que nos diferenciará y por tanto lo que publicitaremos con un hecho diferencial y habremos de defender hasta las últimas consecuencias.

El valor añadido es el concepto certificable que nos diferenciará y hará que nuestro producto sea único

Será lo que nos marcará la diferencia y hará que nuestro producto sea un producto único, identificándose por la Marca que nosotros pondremos y que en definitiva nuestro cliente o consumidor buscará.

Posiblemente encontraremos que otro productor podrá tener un producto parecido al nuestro, pero en nuestro caso nosotros estaremos
garantizando estas cualidades mientras que el otro producto no tendrá ningún control ni seguridad de cumplimiento, es anónimo. En este punto podremos escoger y seleccionar el modelo de certificación.


Modelo de Certificación

Primero hemos de valorar si nos interesa formar parte de un proyecto ya establecido, Marca Q o Producción Integrada por ejemplo o si queremos tener nuestra Marca propia, etiquetado facultativo o Participar en una Marca Colectiva propiedad de una Asociación.

La decisión tendrá lugar en función de las características de nuestro producto y la estrategia de comercialización de la empresa. En una conversación personal con un gran distribuidor de jamones nos decía que su tarjeta de producto estaba muy claro y lo tenía que mantener siempre. En su caso clasificaba los jamones en tres niveles: nivel A, nivel B y nivel C.

  • El nivel B es el que el comercializaba dando una calidad intermedia y que se dirigía a su sector de mercado determinado por una relación calidad/precio muy concreta que su cliente pedía.
  • El nivel C lo descartaba por ser de calidad inferior.
  • Y el nivel A también, debido a los problemas comerciales en que en momentos determinados se realizaban ofertas que daban unas expectativas de calidad a sus clientes que no correspondían al producto fidelizado y posiblemente exigirían el mejor producto al último precio conseguido y que no correspondía al planteamiento que él tenía posicionado del producto.
certificacion-carne





Ejemplos de esta índole hay muchos y curiosamente son muy evidentes en otros sectores.

Aceptamos que un coche Mercedes tenga un precio determinado por sus prestaciones y prestigio mientras que la marca Opel, teniendo una tecnología alemana también, su calidad y precio son diferentes.

Los dos nos llevarán al mismo destino, pero son conceptos diferentes y socialmente apercibidos de forma diferente.

Lo mismo podemos observar en moda, refrescos, electrónica, comunicación y aceptamos sus precios.

La MARCA identifica los PRODUCTOS por sus características, calidades y prestigio social 

En alimentación, de hecho, tenemos también numerosos ejemplos a pesar de que son menos visibles. Cocacola, por ejemplo, mantiene el mismo nivel de calidad, pero los consumidores de este producto saben perfectamente las diferencias de gustos según el envase, no es lo mismo la lata, que una botella de 2 l o que la Cocacola de presión o de botella.

También hay una diferencia según la planta de envasado ya que el agua es un componente muy importante y el gusto varia mucho entre ellas, sin embargo consiguen una constancia en la producción que es lo que el público demanda y “selecciona”, conociendo el gusto de cada envase en concreto.

Como se aprecia, la marca identifica los productos por sus características, calidades y prestigio social, y nosotros escogemos en cada momento la adquisición de uno o otro en función de la utilización que queremos dar al producto que estamos comprando.

Para poder seleccionar hemos de identificar la marca y la etiqueta. En productos agroalimentarios hemos de poder hacer lo mismo.

Una vez tenemos claro qué tipo de producto tenemos, cuál es su valor añadido (que pondremos en la etiqueta) hemos de decidir las dimensiones de nuestro proyecto.

Un producto certificado es una garantía de seguridad alimentaria, de constancia de producción y del valor añadido que hemos de saber “vender” y dar valor
El proyecto será diferente si la marca la obtiene la producción o si incorporamos el sacrificio o si también incorporamos la distribución.

En todos los casos hemos de conocer si nuestro cliente nos valorará la marca. Si llegamos al consumidor final es evidente que sí. Si el proyecto es hasta el matadero, él tendrá que hacer valer la marca y si la marca es a nivel de producción es el matadero el que tendrá que valorar ésta.

En este punto es donde tendremos la información suficiente para escoger el modelo de certificación más adecuado a nuestras necesidades. No podemos generalizar, pero si el alcance del proyecto es hasta el matadero posiblemente es preferible escoger una Marca Colectiva (Asociaciones) o Una Marca de Garantía (Administración) y si llegamos al consumidor final, posiblemente seria mejor Programa de etiquetaje facultativo.

Las tendencias de las grandes superfícies también se decantan, en estos momentos y de forma general, a aceptar productos identificados por el productor y comercializador. Hay una tendencia a recuperar los productos frescos como productos de fidelización de clientes y ya tenemos varios  ejemplos en el mercado.

Llegados a este punto hemos de hablar de un concepto que se plantean muchas veces y que mal gestionado ha causado el fin de muchos proyectos.


Producto Simétrico y Asimétrico

Hace referencia a la calidad del producto y el márketing asociado al mismo.

El producto simétrico es el que podemos producir con una calidad determinada y constante con su valor añadido, y a la vez somos capaces de dar a conocer al consumidor en nuestras campañas de marketing.

Es básico en la estrategia inicial tener definido este apartado y poder tomar la decisión del modelo a seguir. Una vez en el lineal de venta nuestra etiqueta incorporará la información que queremos dar al consumidor porque nos identificará y nos buscará. El nombre del productor, centro de
sacrificio, tipo de producto, valor añadido y el logotipo de la entidad de Certificación que nos garantiza el complimiento de todo lo expuesto.

Un producto certificado no tiene por qué ser un producto gourmet, puede serlo, pero en este caso hemos de saber ofrecerlo y defenderlo. Puede ser un producto con un valor añadido discreto pero que garantice unas características de forma constante y a un precio. Siempre tendrá su mercado.

Lo básico es que la marca represente un tipo de producto homogéneo con una relación calidad/precio determinada y que permita al consumidor su identificación y elección en cada momento.

Un producto asimetrico puede ser aquel que teniendo un excelente producto no somos capaces de hacer una buena campaña de marketing y no conseguimos darlo a conocer.

El producto, seguramente no se perderá, porque es bueno, pero costará mucho de mantener, llegando a pocos consumidores y siendo poco conocido.

Otro ejemplo de asimetría es cuando tenemos una gran campaña de marketing, pero no tenemos el producto o tenemos graves problemas de suministro o calidad. Fue el caso de “Dorada del Sur”, donde se hizo incluso un anuncio en la televisión andaluza sin que el producto aún existiera ni tan sólo el programa de condiciones con las características que lo diferenciara.

Si somos capaces de dar a conocer un buen producto y constante conseguiremos la fidelización de nuestro cliente y consumidor


¿Si certificamos nuestro producto lo podemos vender más caro?

Dependerá de cada caso, pero lo que sí es totalmente cierto es que nos posicionaremos en el mercado y garantizaremos completamente conceptos como calidad, trazabilidad o seguridad alimentaria y valor añadido, por tanto nos podremos sentar en cualquier mesa de negociaciones.

El coste depende de los trabajos a realizar y que muchos de estos trabajos dependen directamente de los que ya se están haciendo en lasINSTALACIONES.
Si hay un buen plan de autocontrol, los trabajos de la Entidad de Certificación se simplifican mucho. Siguiendo en el apartado de costes, vemos que el incremento de productos ecológicos cuestan más tanto a los productores como a los consumidores, y aún así tienen una aceptación social como garantía de salud con cada vez más consumidores.
Tampoco se puede olvidar la importancia de la selección de proveedores, en este caso de operadores, es decir, otras empresas o equipos, que comparten con nosotros el compromiso del proyecto.

El trabajo de las Entidades de certificación es, precisamente, garantizar que se cumplen todos los compromisos y el etiquetado es un reflejo fedigno de la realidad, garantizando así el producto al consumidora.

La carne de conejo es un buen producto, por su calidad, conceptos relacionados con la salud y su consumo, dieta y gastronomía, etc. Su certificación no es un concepto de futuro, sino que en la actualidad ya es un concepto del presente, por tanto, hay que darle el valor que tiene y defenderlo.

viernes, 17 de julio de 2015

La cría de conejos local sólo cuenta con cuatro establecimientos registrados


MENDOZA :  La cría de conejos viene experimentando un importante crecimiento en nuestra provincia, y uno de los principales exponentes en la materia es el vecino departamento de General Alvear, donde la cunicultura gana terreno en un proyecto que lleva varios años de trabajo.   En nuestro departamento el modelo es incipiente y no llega a […]
MENDOZA :  La cría de conejos viene experimentando un importante crecimiento en nuestra provincia, y uno de los principales exponentes en la materia es el vecino departamento de General Alvear, donde la cunicultura gana terreno en un proyecto que lleva varios años de trabajo.

En nuestro departamento el modelo es incipiente y no llega a desarrollarse como podría, ya que solo hay cuatro establecimientos que se dedican a la actividad y tienen un bajo nivel porcentual de animales.

Según establecen los números del último Censo Nacional Agropecuario, en nuestro departamento solo se cría en promedio un centenar de conejos con fines de comercialización de la carne.

La contracara de lo que sucede en San Rafael es General Alvear, donde existen dos establecimientos de cunicultura pero entre ambos suman más de mil ejemplares distribuidos, y que ponen al departamento alvearense a la cabeza de la producción de Mendoza en conjunto con la zona de Lavalle, donde la cría reúne unas 1900 cabezas.

En total, en la provincia se registran 38 establecimientos, de los cuales 11 están ubicados en la zona de Lavalle. Entre todos suman apenas 4.300 ejemplares de conejos, que además de los mencionados, se distribuyen en Maipú (unas 900 cabezas), Las Heras (150) y Tunuyán (100 animales), entre otros donde la prevalencia del conejo es muy baja.

Si bien el negocio de la cunicultura había llegado a acaparar un importante número de animales en la época posterior a la crisis del 2001, cuando en el sur provincia llegó a haber unos 150 criadores que vendían un promedio de 500 animales al mes, hoy la cifra ha decrecido y el negocio no parece ser tan rentable como antaño. Hasta el 2005 se registraban unos 300 productores en toda la provincia, pero desde la baja de los precios en el mercado extranjero muchos dejaron de lado los conejos para volcarse a otra actividad.

Desde el INTA señalan que en la provincia se identifican hoy poco más de una treintena de productores en actividad, con planteles promedio de 50 hembras. Ante esto, se ha desarrollado un proyecto denominado Cooperativa Conejos Andinos, que busca que los productores dejen de lado la faceta “artesanal” y puedan avanzar en aspectos técnicos y comerciales para contribuir a la presencia de la carne mendocina en la industria local.

jueves, 9 de julio de 2015

ESPAÑA: Se inicia la cotización del Mercado en Origen Nacional del Sector Cunícola, Moncún

Fruto de la colaboración entre Mercolleida y la Lonja de Bellpuig
Merced alTRABAJO desarrollado por las lonjas de Bellpuig y Mercolleida, la semana pasada se ha producido la primera cotización del Mercado en Origen Nacional del Sector Cunícola, Moncún. Esta cotización, fijada en 1,43 e/kg peso en vivo, supone un recorte de 2 céntimos respecto al precio inicial, fijado en 1,45 e/kg.

Esta primera sesión oficial, con un precio público surgido de un debate presencial entre productores y mataderos, supone la cristalización de un proyecto que se remonta varios meses atrás, cuando el propio sector reclamó la constitución de un nuevo mercado transparente y profesionalizado.

La bajada en el precio muestra "elATASCO que sufren algunas granjas españolas con exceso de oferta para atender los niveles actuales de consumo", aseguran desde el Mercado en un comunicado.

Además de la caída del consumo, también se augura una baja de los precios de la piel y continúan las dificultades para repercutir en el precio de las canales los incrementos en los costes de producción.

Moncún cuenta con el sistema PronosCun, que recoge las predicciones de los miembros con anterioridad a la celebración de la sesión y que permite determinar su grado de conocimiento del mercado. Además, Mercolleida también prevé implantar un sistema técnico de predicción de movimientos de la cotización similar al que utiliza en el sector porcino (STporc), mediante la adaptación de una aplicación informática de última generación.

domingo, 28 de junio de 2015

Cunicultura ¿Tengo la granja bajo un golpe de calor?


El periodo caluroso de verano es recurrente que se comenten los golpes de calor, pero realmente no siempre es ….
El periodo caluroso de verano es recurrente que se comenten los golpes de calor, pero realmente no siempre es en verano cuando sufrimos los primeros golpes de calor. Un ejemplo lo tenemos en este año que ya hace unas pocas semanas se han sufrido unos días de alta calor que han afectado gravemente numerosasINSTALACIONES cunícolas.

Evidentemente no hemos alcanzado 40ºC, pero debemos entender que no es propiamente dicha la temperatura alcanzada, sino que los animales se encontraban en una franja de temperatura cómoda y de repente sufrieron una subida en corto plazo de temperatura que alcanzaron los 36ºC en algunasINSTALACIONES DE forma puntual, pero que instauraron de nuevo la dinámica clásica de cada año.


¿Dónde nos debemos fijar de nuestra explotación que tenemos un golpe de calor o estamos sufriendo las consecuencias de ello?


No es sencillo, ya que los primeros síntomas que se muestran pasan totalmente desapercibidos. No los apreciamos de forma inmediata, aunque a los pocos días si ya tenemos indicios de lo que está ocurriendo, y precisamente es en este corto periodo donde debemos actuar de forma rápida y eficaz para obtener una eficiencia en el tratamiento.

Cansancio, dolor de cabeza, mareo, enrojecimiento de la piel, aumento de la respiración…, son los mismos que nos afectan a nosotros, pero la diferencia es que nosotros tomamos la decisión de forma poco clara o evidente y simplemente alargamos la sobremesa, siesta o sesión de televisión de forma inconsciente ya que nuestro cuerpo nos lo pide sin que nos demos cuenta.

El animal responde intentando refrigerar su cuerpo con los mecanismos a su disposición y habitualmente no son graves las repercusiones en primera instancia. A continuación aparecen la falta o retraso en el crecimiento.

El retraso en el crecimiento, debido a la falta o disminución de la ingesta de pienso ya son un tema casi desesperanzador para los técnicos, entre otros motivos porque acostumbrados a las altas temperaturas de verano parece que si no alcanzamos los 40ºC no es calor.

Tenemos el caso el verano anterior, del 2014, en el que mayoritariamente los comentarios que recibí  fueron de un verano espectacular, con temperaturas muy bajas y todos los años como este. En cambio sí procedemos a revisar los datos del instituto meteorológico nacional, este nos dice todo lo contrario, que fue un verano especialmente caluroso, uno de los más cálidos del último siglo.

¿Cómo lo podemos entender esto? Pues es muy sencillo, las temperaturas fueron altas, pero sostenidas, sin subidas ni bajadas que estuvieran afectando a los animales, y cuando estos se acostumbran a las medidas básicas instauradas ya son suficientes para mantener a los animales en el límite sin sobrepasarlo.


¿Qué síntomas debemos observar?


1. Disminución de la ingesta de pienso tanto en maternidad como en cebo

2. Disminución pronunciada del crecimiento de los gazapos de engorde

3. Aumento de agua y pienso en el suelo

4. Aumento de las problemáticas sociales de los animales: mordiscos, peleas, aumento de presencia de saldos por estrés poblacional o dominancia

5. Aumento dePROBLEMAS al parto, sobretodo dos días antes y después del parto.

6. Conejas muertas, aumento de gazapos nacidos muertos, disminución del tamaño de los gazapos nacidos vivos

7. Proliferación dePROBLEMAS digestivos poco claros, mezclados de colibacilosis, clostridios y enteropatía casi de aparición simultánea.

8. Brotes de procesos respiratorios que no responden bien a las medicaciones

9.  Apatía general de los animales que no reaccionan con movimientos rápidos a nuestra presencia

sábado, 27 de junio de 2015

Mexico impulsa la producción y consumo de carne de conejo


Puntualizó que dentro de las prioridades en el plazo cercano, figura la realización de un proyecto ejecutivo para un rastro Tipo Inspección Federal (TIF) especializado en sacrificar conejos para exportar carne. “La idea es buscar el mercado extranjero. Si bien, aquí no hay mercado, hay que buscar el mercado en otros lugares para mejorar ese consumo. Quizá en otros […]
Puntualizó que dentro de las prioridades en el plazo cercano, figura la realización de un proyecto ejecutivo para un rastro Tipo Inspección Federal (TIF) especializado en sacrificar conejos para exportar carne.
“La idea es buscar el mercado extranjero. Si bien, aquí no hay mercado, hay que buscar el mercado en otros lugares para mejorar ese consumo. Quizá en otros países se puede consumir lo que no consumimos. Ahí están China y España”, destacó.
También apoyan la participación de los cunicultores en ferias alimentarias y gastronómicas, y se realiza una campaña permanente para promocionar el consumo de carne de conejo porque actualmente tiene una demanda muy reducida en la dieta cotidiana de la población mexicana.
Pinedo Robles consideró que debe aprovecharse la gran capacidad reproductiva del conejo, dado que una hembra puede superar en un año en producción de carne a una vaca, puesto que procrea anualmente más de 70 crías, mientras que una vaca solamente tiene un becerro al año.
También mencionó que establecer una granja de conejos en zonas urbanas resulta mucho más práctico en comparación con una de aves, reses o de cerdo.
La presidenta de la mesa directiva de la Asociación Ganadera Local de Cunicultores de Guadalajara (AGLCG), Teresa Rivera González, dio a conocer que este sector productivo contara con recursos federales del Programa de Estímulos a la Ganadería (progran).
Detalló que los apoyos alcanzan los 20 pesos por coneja para las granjas de 30 a 200 hembras; y de 13 pesos para los casos de unidades de más de 200 vientres.
Rivera González reconoció que se vislumbran mejores condiciones para un gremio, cuya especie es la tercera en la aportación de carne para el consumo humano, después del ganado bovino, las aves y el cerdo, según lo señala a escala internacional la Organización para la Agricultura y Alimentación de Naciones Unidas (FAO).
En Jalisco se tiene registrada una población de 36 mil conejas, distribuida entre 720 cunicultores; el consumo anual de carne de conejo se calcula en apenas unos 200 gramos por habitante.

lunes, 22 de junio de 2015

Rep. Dominicana: Fuente de riqueza a corto plazo


REPUBLICA DOMINICANA : La piel de los conejos sirve para elaborar abrigos, sombreros, guantes y zapatos, entre otros artículos
En República Dominicana existen cerca de 7,780 conejas paridoras. Cada una puede parir entre cinco y seis crías por parto en un período de 28 a 31 días. Si se considera que cada coneja tiene 10 partos anuales de cerca de cinco conejos, su producción anual ronda los 50.
En el momento que la cría supera una libra de peso, se produce el destete o separación. El productor debe esperar entre 70 y 90 días para sacrificar un conejo. En este período el ejemplar alcanza un peso aproximado de 2.5 kilogramos. Su carne es distribuida en las cadenas deHOTELES, así como en los mercados y supermercados.
El encargado de la División de Enfermedades Apícolas y Cunículas de la Dirección General de Ganadería (Digega), Damián Ramírez, explicó que el precio de la carne de conejo ronda los RD$120 la libra en granja, y entre RD$160 y RD$170 la libra en los supermercados.
Ramírez comenta que la Digega tiene la responsabilidad de dar asistencia técnica a los criadores de conejos a través de la división que dirige para eficientizar la producción.
Recientemente, el presidente Danilo Medina autorizó la construcción de un matadero y un centro para procesamiento de alimentos destinado a la cunicultura, con la finalidad de ampliar su participación en el mercado y reducir los costos de manufactura.


Proyectos
El encargado de Relaciones Pública del Fondo Especial para el Desarrollo Agropecuario (FEDA), Aquino Taveras, dijo a elDinero que esta institución ha aprobado más de 30 proyectos para crianza de conejos con unaINVERSIÓN de RD$195 millones, los cuales beneficiarán a 4,372 personas.
Enfatizó que esta dependencia imparte cursos gratis de capacitación a veterinarios, a fin de que estos puedan dar asistencia a los productores que la necesiten en un momento determinado.
Recordó que la misión del FEDA, como entidad adscrita a la Presidencia, es promover e impulsar el desarrollo sostenible en el ámbito rural a través de innovaciones y transferencia tecnológica.
El Consejo Nacional de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (Coniaf) también imparte instrucciones a los productores de conejos para dinamizar este sector para ampliar su mercado tanto en el país como en el extranjero. Además canaliza los fondos económicos para cada productor. Entre los lugares donde se cultiva conejos están Barahona, San Juan, Valverde, Santiago, Hermanas Mirabal, San Cristóbal, el municipio de Guerra, entre otras.


Razas
La estirpe Neozelandesa Blanca es la más explotada del mundo, tiene un peso adulto aproximado de cuatro kilogramos; su pelaje típico es blanco y tiene los ojos rojos. Se conocen alrededor de 47 familias, aunque cada año aparecen razas nuevas como resultado de cruces genéticos.
Los conejos se diferencian por su tamaño y peso. La raza enana no alcanza un kilo de peso, pero los ejemplares más grandes, como el Gigante de Flandes y el Checkered Giant, entre otros, pueden llegar a superar los seis kilogramos de peso.
Las principales razas que se explotan en el país son: California, Chinchilla, Mariposa y Neozelandés.
Su piel tiene diferentes utilidades